20 razones comunes por las que no estás perdiendo peso

20 razones comunes por las que no estás perdiendo peso
Rate this post

Cuando pierdes peso, tu cuerpo lucha de nuevo.

Al principio puede perder mucho peso sin demasiado esfuerzo. Sin embargo, la pérdida de peso puede disminuir o detenerse por completo después de un tiempo.

Este artículo enumera 20 razones comunes por las que no está perdiendo peso.

También contiene consejos útiles sobre cómo superar la meseta y poner las cosas en marcha.

  1. Quizás estés perdiendo sin darte cuenta.

Si crees que tienes una meseta de pérdida de peso, no debes preocuparte todavía.

Es increíblemente común que la escala no se mueva durante unos días (o semanas) a la vez. Esto no significa que no estés perdiendo grasa.

El peso corporal tiende a fluctuar por unos cuantos kilos. Depende de los alimentos que esté comiendo, y las hormonas también pueden tener un efecto importante en la cantidad de agua que retiene el cuerpo (especialmente en las mujeres).

Además, la masa muscular se puede aumentar al mismo tiempo que se pierde la grasa. Esto es especialmente común si recientemente has comenzado a entrenar.

Esto es algo bueno, ya que lo que realmente quieres perder es la grasa corporal, no solo el peso.

Es una buena idea usar algo que no sea una escala para medir su progreso. Por ejemplo, mida la circunferencia de la cintura y el porcentaje de grasa corporal una vez al mes.

Además, cómo te queda la ropa y cómo te ves en el espejo puede ser muy interesante.

A menos que su peso haya estado atrapado en el mismo lugar durante más de 1 a 2 semanas, probablemente no tenga que preocuparse por nada.

  1. No estás haciendo un seguimiento de lo que estás comiendo

La conciencia es increíblemente importante si estás tratando de perder peso. Muchas personas no tienen idea de cuánto están comiendo realmente.

Los estudios demuestran que seguir la dieta ayuda a perder peso. Las personas que usan diarios de alimentos o fotografían sus comidas constantemente pierden más peso que las personas que no lo hacen (1, 2).

  1. No estás comiendo suficientes proteínas.

La proteína es el nutriente más importante para perder peso.

Comer proteínas al 25-30% de las calorías puede aumentar tu metabolismo entre 80 y 100 calorías por día y automáticamente hacer que comas varios cientos de calorías menos por día. También puede reducir drásticamente los antojos y el deseo de bocadillos (3, 4, 5, 6, 7).

Esto está parcialmente mediado por los efectos de las proteínas en las hormonas que regulan el apetito, como la grelina y otras (8, 9).

Si desayunas, asegúrate de cargar la proteína. Los estudios demuestran que los que comen un desayuno rico en proteínas tienen menos hambre y menos apetito durante el día (10).

Una alta ingesta de proteínas también ayuda a prevenir la desaceleración metabólica, un efecto secundario común de la pérdida de peso. Además, ayuda a prevenir la recuperación de peso (11, 12, 13).

  1. Estás comiendo demasiadas calorías

Una gran cantidad de personas que tienen dificultades para perder peso simplemente están comiendo demasiadas calorías.

Puede pensar que esto no se aplica a usted, pero tenga en cuenta que los estudios muestran constantemente que las personas tienden a subestimar su ingesta calórica en una cantidad significativa (14, 15, 16).

Si no está perdiendo peso, debe tratar de pesar sus alimentos y controlar sus calorías por un tiempo.

Aquí hay algunos recursos útiles:

Calculadora de calorías: utiliza esta herramienta para calcular la cantidad de calorías que debes comer.

Contadores de calorías: esta es una lista de cinco sitios web y aplicaciones gratuitas que pueden ayudarlo a mantener un registro de su ingesta calórica y de nutrientes.

El monitoreo es importante incluso si está tratando de alcanzar un determinado objetivo de nutrientes, como obtener el 30% de las calorías de sus proteínas. Esto puede ser imposible de conseguir si no está controlando las cosas correctamente.

Generalmente no es necesario contar calorías y pesar todo por el resto de su vida. En su lugar, pruebe estas técnicas durante unos pocos días cada pocos meses para tener una idea de cuánto está comiendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here